La Provincia en Democracia

Por Cristian Kloster

La historia reciente, desde la recuperación de la democracia, nos sorprende con un sinfín de datos, curiosidades y anécdotas que nos hacen recapitular acerca de la figura del Gobernador de la Provincia de Río Negro.

Diferentes figuras de diversa índole tuvieron a su cargo dirigir los destinos de los rionegrinos. Ahora, la responsabilidad cae sobre la primera mujer que tendrá a su mando tal distinción. Se trata de Arabela Carreras. Y no sólo eso: nació en Bariloche.

Por ello, los vecinos y la dirigencia local aguardan expectantes que estos años venideros permitan ubicar a la ciudad en su justo lugar, frente a los históricos desaires que nos fueron propinados desde Viedma. Como sea, aquí va un repaso, con sus apostillas, de quiénes ocuparon el rol de gobernadores y qué resultó de cada uno de ellos.

El primer gobernador de la Provincia de Río Negro, tras el regreso de la democracia, fue un representante de Bariloche. Osvaldo Álvarez Guerrero había nacido en Florida, Buenos Aires, en 1940. Fue, entre otros cargos, Diputado Nacional antes del Golpe de Estado de 1976. Era miembro de la Unión Cívica Radical, y en cierto modo, marcó una tendencia casi irreversible: la UCR gobernaría ininterrumpidamente hasta el 2011. Al asumir Raúl Alfonsín como Presidente de la Nación, Álvarez Guerrero se erigía Gobernador, desde el 10 de Diciembre de 1983 a 1987.

 

 

Quien lo sucedió fue Horacio Massacessi. Su período como gobernador fue de 1987 a 1991. Durante su mandato, en 1988, se sancionó una nueva Constitución Provincial. No sólo eso: en 1995 fue candidato a Presidente de la Nación, alcanzando el 16, 6% de los votos y logrando el tercer puesto.

El ganador de dicha elección fue Carlos Menem. Massacessi había nacido en Villa Regina en 1948. En el año 2005, Horacio Massacessi fue condenado a tres años de prisión en suspenso y a la inhabilitación perpetua para ejercer cargos públicos en primera instancia por ser encontrado culpable del delito de malversación de caudales públicos al haber incautado 16,6 millones de pesos del Banco Central.

El fallo se encuentra apelado. En 2015 se presentó a elecciones nuevamente como candidato a gobernador de Río Negro por la UCR: obtuvo el 3% de los votos.

 

 

Luego vendría Pablo Verani, quien logró ser reelecto y, por tanto, gobernó durante dos períodos, desde 1995 al 2003. Verani había nacido en 1938 en Reggio Emilia, Italia. En 1983 fue electo intendente de General Roca y, en 2007, alcanzó el cargo de Senador Nacional.

 

 

Llamativo es saber que lo sucedió en el rol de gobernador otro extranjero: Miguel Saiz había nacido en Montevideo, Uruguay, en el año 1949. También fue mandatario durante dos períodos, dejando su cargo el 10 de diciembre de 2011. Había sido intendente de General Roca, lo que marca una tendencia constante de candidatos de esa ciudad ganando la gobernación.

 

 

De hecho, quien lo sucedió, también fue intendente de esa ciudad: Carlos Soria. Luego del extenso dominio de la Unión Cívica Radical al mando de la provincia, el 10 de Diciembre de 2011, el Partido Justicialista alcanzaba el poder encabezado por Carlos Soria, un hombre nacido cerca de Bahía Blanca, quien había sido Jefe de la Side y que, precisamente en 2003, ya había disputado la gobernación frente a Miguel Saiz, resultando derrotado. Carlos Soria fue gobernador de la Provincia de Río Negro por 21 días. En la madrugada del 1 de Enero de 2012 fue asesinado por su esposa, Susana Freydoz. Es llamativo que este dato tan espeluznante haya quedado casi en el olvido del colectivo social, especialmente en el ámbito nacional. En todo caso, mitad por piedad, mitad por vergüenza, hemos preferido pasarlo al silencio, sin detenciones intermedias. En cualquier otro ámbito, la historia hubiese sido explotada por la literatura y el cine, mínimamente. Susana Freydoz está presa en el área psiquiátrica del penal de Ezeiza. Un hijo del matrimonio, Martín Soria, intendente de General Roca, compitió por la gobernación recientemente.

 

 

Lo cierto es que, frente a la muerte de Carlos Soria, el reemplazante natural fue Alberto Weretilnek, quien disfrutaba del cargo de vice gobernador. Weretilnek no estaba adherido directamente al partido justicialista, de hecho había llegado a su puesto como parte de una coalición. Por tanto, el sueño Justicialista de gobernar la provincia duró solo 3 semanas. Nacido en 1962, y habiendo sido intendente de Cipolletti, Weretilnek se consolidó en el rol y fue reelecto en el 2015. Esto hizo que, a pesar de sus intenciones, no pudiese presentarse a una nueva elección en el 2019. De hecho, había hecho su lanzamiento oficial anunciando en su fórmula a Arabela Carreras como vice gobernadora. Unos 15 días antes de la elección, la Corte Suprema de Justicia de la Nación entendió que cuando reemplazó a Soria, gobernó su primer período. Como su segunda gobernación sucedió entre 2015 al 2019, no podía acceder a una tercera candidatura. Esto modificó de último minuto los planes y, por tanto, quien fue a las urnas como candidata a gobernadora fue la barilochense Carreras. Weretilnek, por su parte, se postuló como candidato a Senador Nacional, puesto que alcanzó en las recientes elecciones de Octubre de 2019. El partido que nuclea tanto a Weretilnek como a Carreras es Juntos Somos Río Negro (JSRN).

Las vueltas del destino indican que, gracias a casos fatídicos y/o fortuitos, los últimos gobernadores de la provincia alcanzaron el mando casi sin habérselo propuesto. Esto no quiere decir que no sean ni legítimos ni merecedores, sólo señala que eran vice gobernadores que, favorecidos por diferentes circunstancias se hallaron, de la noche a la mañana (literalmente), con el cargo de máximos mandatarios a nivel provincial. Curioso y sorprendente. Siguiendo esta lógica, pero en sentido inverso, a nivel nacional ha sucedido un caso entre insólito e inédito: un candidato a vice presidente anuncia su fórmula y asigna el puesto de candidato a presidente a otra persona.

Arabela Carreras nació en Bariloche. Es la primera mujer que va a gobernar Río Negro.

Comenzó a hacer política en el partido Solidaridad y Unión por Río Negro (SUR), que había creado el intendente Alberto Icare. En 2004 trabajó en la Secretaría Privada de la Intendencia de Bariloche, fue subsecretaria de Desarrollo Económico, presidente de la Convención Municipal Constituyente Actualizadora de la Carta Orgánica de San Carlos de Bariloche, en 2006. Fue concejal entre 2007 y 2011 y legisladora provincial entre 2011 y 2017. En 2017 fue ministra de Turismo, Cultura y Deportes bajo la gobernación de Alberto Weretilneck.
Bariloche vuelve a estar expectante, como hace rato no sucedía.

El mandato de Arabela Carreras predispone a un favorecimiento de la ciudad. No en los términos de tendencioso, sino en el sentido de equilibrar esa balanza histórica que ha sido reclamo antiquísimo de los barilochenses respecto del menosprecio, el olvido, el apartamiento y hasta el desdén de los gobernantes que, desde la capital provincial, consideran auto sustentable, independiente y recóndita a nuestra ciudad.

Agradecimiento especial a Martín Zubieta por el aporte de muchos de estos datos sin los cuales el informe hubiese resultado imposible de realizar.
 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password

Abrir chat
Powered by