breaking news New

¡Fuera bicho!

Pulgas y garrapatas en nuestras mascotas

Si bien pueden ser causados por alergias a los alimentos o por razones ambientales (flores., polvo de la casa, polen, etc.) o los problemas más comunes de piel son causados en su mayoría por parásitos externos siendo los más comunes las pulgas y garrapatas

En muchas oportunidades se consulta porque el perro tiene prurito permanente, o sea se rasca, tiene ronchas o pierde el pelo. Muchos de ellos fueron tratados con un corticoide, dejándose de rascar por un tiempo, pero luego todo vuelve a repetirse y muchas veces a complicarse con infecciones de la piel y grandes caídas de pelo.

La picadura de una sola pulga en un animal alérgico desencadena todo un problema: se lame las patas, se rasca su cara y axilas. Puede tener infección en los oídos u ojos. Frecuentemente se produce engrosamiento de la piel en distintas partes del cuerpo.
En el caso de los gatos cuando se lamen, muchas veces se están rascando. Cuando esto se repite con frecuencia estamos en presencia de un problema de piel.

La mayor presencia de pulgas en los animales domésticos se produce durante los meses de primavera y verano. Sin embargo las condiciones que generan los sistemas de calefacción en los hogares hacen que las pulgas persistan también durante el invierno.
Las pulgas no solo viven sobre el animal, sino también en el ambiente que lo rodea, incluso dentro de la casa. SI bien se alimentan de las mascotas succionando su sangre, sus huevos caen y se desarrollan también en alfombras, sillones y lugares por los que transitan. El problema de la pulga también puede afectar a los dueños de la mascota aunque en menor grado.

La invasión de pulgas puede causar en nuestras mascotas:
Pérdida de sangre, transmisión de endoparásitos y  enfermedades cutáneas.

Por lo general la dermatitis alérgica causada por las pulgas tiene una evolución más compleja. Esta se debe a las particularidades propiedades de la saliva de la pulga que presenta ciertas sustancias que producen reacciones alérgicas en la mascota. Las secuelas de las reacciones alérgicas son lesiones costrosas, alteraciones seborreicas, combinadas con alopecia (falta de pelo) y daños resultantes de lamidos y rascaduras constantes en amplias zonas corporales.

Los problemas sencillos pueden convertirse en un problema grave. Como recomendación, usando una pipeta una vez por mes, mantenemos a nuestras mascotas libres de pulgas y/o garrapatas, evitamos los daños causadas por estos parásitos, y por sobre todas las cosas es seguro para el animal, el dueño y el medio ambiente.

Garrapatas
Una vez establecidas las garrapatas en nuestras casas resulta difícil acabar con ellas por completo. En nuestros hogares la garrapata no dispone de un amplio abanico de huéspedes potenciales apropiados, por lo tanto los distintos estadíos de desarrollo de la garrapata se realiza muchas veces con el mismo huésped (perro), lo que explicaría la infestación masiva. En las viviendas con una fuerte infestación de garrapatas, las personas sufren también este ataque, en especial cuando no disponen de perros como huéspedes.

Los efectos dañinos de las garrapatas son los siguientes:

  • Inflamaciones locales: Las garrapatas adultas trepan por los pastos, arbustos, plantas, distintos lugares, desde donde ellas alcanzan a su hospedante (perro), en cuya piel buscan un punto adecuado para la succión de la sangre. Valiéndose de su aparato bucal provisto de dientes situado en el extremo de la cabeza, penetra a través de la piel del huésped y se anclan en la herida practicada en la cual se fijan, gracias a las características de la saliva de la garrapata. Esto impide que las garrapatas puedan ser desprendidas por frote del del perro durante la succión de sangre.
  • La penetración del aparato bucal en la piel del huésped provoca reacciones inflamatorias que casi siempre pueden complicarse con gérmenes bacterianos arrastrados.
  • Las inflamaciones de mayor consideración pueden aparecer también cuando las garrapatas se arrancan de forma incorrecta y quedan dentro de la piel del huésped algunas partes de su aparato bucal. La consecuencia suele ser casi siempre una reacción inflamatoria debida a la irritación por un cuerpo extraño.
  • Además son transmisoras de otras enfermedades (Borreliosis, Ehrlichiosis, etc.) Debemos tener en cuenta que la probabilidad de que se produzca una enfermedad puede recluirse eliminando a las garrapatas con prontitud.  ¿Cómo?   En la actualidad las pipetas de última generación tienen una forma de acción específica. Carecen de toxicidad para la mascota. Su eficacia y persistencia es excelente contra pulgas y garrapatas.

 

Los problemas sencillos pueden convertirse en un problema grave. Como recomendación, usando una pipeta una vez por mes, mantenemos a nuestras mascotas libres de pulgas y/o garrapatas, evitamos los daños causadas por estos parásitos, y por sobre todas las cosas es seguro para el animal, el dueño y el medio ambiente.

 

Fuente: www.foyel.com

foyel-vet

 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password