breaking news New

¡Chocolatadas Pascuas!

Este fecha es la mejor excusa para deleitarnos con nuestros deliciosos chocolates.
Chicos, grandes, decorados, con sorpresas… El domingo 21, en muchos hogares barilochenses se comerán huevos de Pascua, pero ¿cuál es el origen de esta tradición?

Para la religión católica el domingo de Pascua es parte del Triduo Pascual, y el que pone fin a la Semana Santa.
Según dictan los preceptos de la Iglesia Católica, el Viernes Santo no se debe consumir carnes rojas, pero en la antigüedad las restricciones en lo que hace a los alimentos eran mayores e incluían a los lácteos y los huevos. Incluso, no se limitaban al Viernes Santo sino que continuaban luego de la cuaresma hasta el Sábado Santo. Fue justamente esa prohibición la que fundó la costumbre de regalar huevos, originalmente de gallina u otros animales el Domingo de Pascua, día en el cuál dejaba de regir la prohibición de su consumo. También se conoce que la elección del huevo se debe a que en varias culturas, es símbolo de vida y fertilidad lo cual se vincula al paso a la nueva con el domingo de resurrección para los creyentes.

Si bien en la actualidad en algunos países se mantiene la costumbre de regalar canastas con huevos de gallina pintados o coloreados con diversos motivos, mayoritariamente se han convertido los huevos de gallina por huevos de chocolate.
En nuestro país el Domingo de Pascuas es uno de los dos días del año en el que más se consume chocolate (el otro corresponde a la Navidad). Bariloche, con su ya instalada tradición vinculada al chocolate, colma sus vidrieras con los más variados diseños haciendo gala de su declaración como Capital Nacional del Chocolate.

¿Qué vincula a la resurrección, los conejos, los huevos y el chocolate?

Si alguna vez te preguntaste que relación puede existir entre un mamífero como el conejo trayendo huevos de chocolate, y especialmente en relación a los más de dos mil años donde ni remotamente se conocía este delicioso manjar de origen azteca, aquí compartimos algunos datos interesantes para echar luz sobre el tema.
Pascua, Pentecostés y Tabernáculos son las más importantes y antiquísimas celebraciones judías. La Pascua es una tradición de nómadas campesinos; ellos celebraban el “Pesaj” (“paso” / “tránsito”) del otoño a la primavera (que en el hemisferio norte es a fines de marzo). Celebraban en familia o en comunidad comiendo pan ázimo (sin levadura) y degollando algunos corderos… Pero esta Pascua no es solo el paso del otoño a la primavera, es también el paso del pueblo hebreo desde su estado de esclavitud en Egipto a su nueva condición de libres, gracias a que Dios los señala como el pueblo elegido para salvarlos. Los judíos en Pesaj celebran ser los Elegidos de Dios y recuerdan su tránsito por el Sinaí cuando se dirigían a conquistar Jerusalem.

Para hablar de la Pascua Cristiana es importante recodar que Jesús era judío y sus primerísimos seguidores, reformadores del judaísmo. Justamente la última cena de Jesús no era otra cosa que una cena pascual judía, donde Él y sus seguidores estaban celebrando el Pesaj, compartiendo el pan. Jesús es condenado a muerte la mañana siguiente. Es sacrificado como “un cordero” y muere en nombre de Dios. Sus últimos ritos fueron entonces los llevados a cabo durante la Última Cena.
La Iglesia Católica, resignifica estos hechos poniendo de relevancia lo gestual: cortar el pan y beber el vino, el cuerpo y la sangre, la materia y el espíritu. Esto se convierte en Eucaristía, y todo remite al significado original de la palabra “PASCUA” (paso o tránsito) porque todo sucede la noche de Pascua o Pesaj, cuando el invierno da paso a la primavera y luego -bajo el credo cristiano-, porque se da el paso de lo corporal a lo espiritual, de la muerte a la resurección y, por último, de la condición humana a la divina.


¿Y el conejo?

En tierras sajonas, mucho antes de qué se oyera por allí el nombre Jesús, se conocía una bella diosa llamada Eostre o Easter (palabra que actualmente se utiliza en inglés para denominar Pascuas). La diosa simboliza el inicio de la primavera y la fertilidad de los campos. El conejo o liebre (fertilidad) es el animal que se le asocia y el huevo simbolizaba el paso del invierno a la primavera (ya que del frío cascarón surge la vida).
A fines del siglo VI, el Papa Gregorio Magno ordenó absorber los antiguos ritos para darles un carácter cristiano. Sin embargo el nombre Easter, el conejo y los huevos quedaron en el imaginario popular .

¡El chocolate!

Uno podría imaginar que cansados de huevos duros en la cuaresma y siglos después de la conquista de América, algún buen cristiano de Centro Europa, conocedor de la pastelería y el cacao dijo: “¿Por qué no huevos de chocolate?” La tradición se consolidó.
Así que, para agregar un color más al rito pascual, por estas tierras y cuando empieza el fresco, caen las hojas y se asoma el otoño venimos a festejar el inicio de la Primavera… con Pesaj, diosa sajona, conejos, chocolates y huevos incluidos. Pero bueno, más allá de las creencias de cada uno, en Bariloche nunca va a faltar una buena razón para seguir disfrutando de los más deliciosos chocolates.

CURIOSIDADES PASCUALES
El huevo de Pascua más grande del mundo… ¡Es el nuestro! En 2012, varias chocolaterías de nuestra ciudad de se unieron para elaborarlo: pesó 7.500 kilos y alcanzó los 8,5 metros de alto y 5,5 de diámetro. De esta forma, le sacó el puesto al de Bélgica, que medía 8,32 metros.
Una historia popular cuenta que una mujer pintaba huevos para sus hijos en Pascua y luego los escondía en nidos de pájaros. Una de esas veces, los chicos encontraron los huevos, y un conejo saltó del nido, por lo que los niños creyeron que éste estaba relacionado con los huevos de Pascua.

Ostara (en antiguo inglés, Eostre) es el nombre de una antigua divinidad germánica de la primavera, cuyo primer antecedente documental procede del monje benedictino Beda el Venerable, quien en su libro historiográfico, “De Temporum Ratione”, afirma que los anglosajones llamaban al mes de abril eosturmonath, en homenaje a una divinidad de ese nombre, Ēostre, quien se halla detrás del nombre de la pascua en inglés: Easter.

 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password